Situado en el centro, sitio amplio, con mesas de madera un poco pequeñas, como las raciones que ponen; pero lo que ponen lo cocinan bien.
Sería razonable bajar los precios o poner raciones más grandes; pero vale la pena, solo por las cocochas "rebozadas"... Ya que estas allí, picas otras cosas que no están mal, y tienes un gran variado de TAPAS/RACIONES.
Puedes degustar; callos, pulpo, mejillones, calamares, raxo, zorza,  y otras.
 
c/ Olmos 8