Local que ya regentaba el actual dueño en la misma calle, que cerró hace un tiempo, y que vuelve con el mismo nombre, local mas moderno y con ganas de hacer las cosas bien nuevamente.

Cuenta con terraza en la acera, terraza a la entrada del local con mesas altas, unas poquitas mesas altas a la entrada del local frente a la larga barra, y un comedor con mesas altas y bajas, para bastantes comensales en el interior.

Siempre ponen una tapita con la consumición, a mi ese día me tocaron los callos, muy ricos, y siempre tienen algún detalle con los niños, como unas patatas fritas o ponerle el mismo pincho que a los padres. Buen servicio.

Ya hemos ido dos veces a comer, una bien y otra regular, por lo que de momento sólo lo ponemos en esta sección.

Acércate y datos tu opinión.

c/ Emilio Pardo Bazán 40  (981 92 92 00)