Local de copas en el centro de la ciudad, cuya característica al entrar en el local, es el agradable olor a palomitas que desprende la palomitera que tienen al fondo del mismo.

Las copas son de calidad, puestas por los camareros con esmero y clase, 6.-€ la unidad, y suelen acompañarlas de un pequeño cuenco de palomitas, frutos secos o chuches, que se agradecen.

Tienen mesas altas y bajas en el interior, y suele ser un local bastante ruidoso cuando en hora punta de la noche hay gran afluencia de público. También hay una pequeña terraza protegida para los fumadores.

Yo destacaría la edad media del público que había ese día, 50 años, aunque también había gente de menor edad.

Suele tener siempre bastante público.

Pruébalo

rua Padre Feijoo 7  (881 92 25 27)