El cocido gallego, o más bien "CALDO GALLEGO", tiene probablemente su origen en un plato pobre, la olla podrida ( pote de hierro forjado que se cocinaba en lareira con leña)de nombre repugnante, pero lleno de sentido. Un caldero en el que se cocían todo tipo de carnes, aves, y algunas verduras, a fuego muy lento durante mucho tiempo, entendiendo el término podrido como muy cocinado, blando, deshecho.
 
Podríamos afirmar que el cocido tiene un origen prehistórico, ya que cuando el hombre dominó el fuego y fabricó vasijas de cerámica o metal, lleno estas últimas de agua y las puso al fuego para ablandar y hacer comestibles trozos de carne, bellotas, raíces e incluso hojas.
 
 
Nuestro COCIDO GALLEGO es un guiso hecho en una olla con agua, en la que el protagonista es el cerdo, pudiendo incluir de este, costilla, botillo, androlla, chorizo, panceta y cachola con su morro y oreja ( el otro día me decían que la cachola tenía más de 15 sabores diferentes ). También puede añadir otras carnes como ternera, gallina o pollo, embutidos, verduras, que en función de la época del año podrán ser grelos, nabizas, berzas o repollo, la siempre espectacular patata gallega, legumbres, principalmente garbanzos, y otros aditamentos, siendo un elemento clave para el éxito el tiempo, necesario para prepararlo, y para comerlo y disfrutar desde el primero al último bocado.
Un pequeño secreto de nuestro Cocido Gallego, es la calidad de las materias primas, que se cocinan todas en el mismo agua, pero en momentos diferentes.
 

 

Se come principalmente en invierno, primero por su contundencia, más propia en épocas de frío, y segundo porque las verduras que suelen acompañarlo son propias del invierno, pero existen locales que lo incluyen como menú durante todo el año, por lo que si en épocas de menos calor nos queremos dar el capricho de comer un copioso Cocido Gallego, lo podamos degustar. Recomendamos reservar SIEMPRE y con antelación, y más en la época invernal, ya que salvo los locales que lo incluyen como menú algún día de la semana, el resto de locales lo preparan por encargo.

El agua resultante de cocer tanto las diversas carnes como las verduras, resulta muy sabrosa para elaborar una sopa de fideos, que puede tomarse al principio o al final del cocido, según gustos y costumbres. Yo soy de empezar el cocido con una sopita, pero hay casas y restaurantes que lo ofrecen al final, ya que consideran que la sopa al principio llena mucho y restaría apetito para comer un cocido como Dios manda.

Como se dice que del cerdo que aprovecha todo, pues de las sobras del cocido también, pudiendo preparar unas ricas croquetas caseras, un rico embutido prensado, y también una rica ropa vieja, y por supuesto, nos queda un caldo maravilloso que nos solucionará un primer plato para cualquier día.

Su precio ronda los 18€ sin incluir bebida, que serían nos 25€ incluyéndola, recomendando con el Cocido Gallego un tinto Mencía de la tierra o un buen Barrantes.

Uno de los mejores cocidos de galicia, es el de LALIN (Pontevedra, Comarca del DEZA). Las fechas de esta fiesta gastronómica son del 15 de enero al 15 de febrero. Disfrútalo.

Desde DCC en esta sección queremos ofreceros locales en la ciudad de La Coruña donde poder degustar esta delicatesen. La mayoría de los locales han sido probados por  nosotros, y otros, han sido visitados en varias ocasiones por conocidos nuestros, que cuentan con nuestra total confianza. Anímate a probarlos, y si conoces algún local, que consideres debamos incluirlo, háznoslo saber y lo visitaremos para estudiar su incorporación, ya que la idea de DCC es que esta sección sea muy dinámica y más en la época de frío.

Escrito por TRITON