IMPRESCINDIBLE reservar, ya que suele estar siempre lleno.

Local moderno, íntimo, con un servicio excepcional, y una muy buena calidad-precio, ya que una de las bases de su éxito es la materia prima que utilizan, que es espectacular.

Podemos recomendar las zamburiñas, que siempre están en la carta, y aunque esta es un poco corta, siempre tienen platos fuera de ella, lo que hace que no tengamos que repetir plato sí vamos varias veces.

Yo esta vez tome lomo de atún de almadraba y estaba increíble, pero cualquier plato de pescado o carne esta bueno.

No dejéis de tomar cualquiera de los postres caseros; ayudan a hacer la digestión.
 
C/ Ángel Rebollo. 18 (981 90 74 11)