Cociña Galega Contemporánea

IMPRESCINDIBLE reservar, ya que los fines de semana tiene una lista de espera estimada de 1 mes.
Local con aire urbano, cosmopolita, y desenfadado. Bido viene del nombre en gallego de un árbol, bidueiro, que al igual que en la moderna decoración del local, predominan los colores blancos y grises en su tronco.

Juan Crujeiras se estableció en la estación de Cambre allá por el año 2002. Con el tiempo llegó su socia, Beatriz Sotelo, y más adelante la Estrella Michelín. Los dos siguen actualmente atendiendo a todos los clientes que los visitan en la Estación.

Juan siempre ha estado vinculado a Coruña y sus alrededores. Cerceda, donde pasó su juventud, Pontedeume donde es profesor en la Escuela de Cocina, Cambre donde tuvo su primer restaurante… Y ahora, parte de la Estación de Cambre, como un maquinista de cercanías con la experiencia de haber conocido toda la periferia, de nuevo hacia A Coruña con un proyecto en solitario: Bido.

La orquesta en la sala la dirige Manuel Otero, ex metre de La Estacion de Cambre, haciendo a las mil maravillas.

​La idea es ofrecer raciones cortas para que se puedan degustar varios platos. Empezaron poniendonos unos snacks con aceitunas gallegas, andaluzas y aragonesas, acompañadas de una mantequilla casera, con pan de varios tipos, destacando el de castaña.

Despues nos trajeron una sopa de maiz, muy rica, detalle de la casa, y ya empezamos con los primeros, a compartir, una croqueta para cada uno de marisco, que estaba increible, y un ravioli de bogavante, sublime.

De plato principal tomamos el lomo de vaca al punto, acompañado de patata, boniato y alcachofa, acompañado aparte de una salsa de pimiento de padron, y tambien una salsa de mostaza con un sabor muy rico, y el rape negro acompañado de un tomate con un sabor tan rico este ultimo, que no me atrevo a describirlo.

De postre Milhoja de naranja y helado, casero, que a mi no me termino de convencer.

Para terminar nos pusieron un detalle con unas trufas, galletas y sorbetes que ponian el colofón a una gran comida.

La carta de vinos no es muy amplia, de calidad, y por tanto se paga.

El precio medio esta entre 35 y 45.-€.

Un capricho siempre nos lo merecemos, y este local lo merece, como nosotros.

Pruébalo

c/ Marcial del Adalid 2  (881 92 28 47)     www.bidorestaurante.es 

Comentarios  

# JOSÉ RAMÓN 26-05-2017 09:56
FANTÁSTICO. LA ATENCÍON DEL JEFE DE SALA, ESTUPENDA. YA LO HACÍAN MUY BIEN EN CAMBRE. CONTINÚAN POR LA MISMA SENDA.
Responder
# JOSÉ RAMÓN 26-05-2017 09:57
FANTÁSTICO. YA LO HACÍAN MUY BIEN EN CAMBRE. ESPERO QUE CONTINÚEN ASÍ. LA ATENCIÓN DEL JEFE DE SALA, ESPLÉNDIDA.
Responder